Tasas de Referencia

Flujo de Inversion

Cuando estamos por invertir, uno de los puntos a mirar con atención es el flujo de dinero y cómo se utiliza para mantener un control de gastos e ingresos. Así, sabremos que el flujo de inversión será de importancia a la hora de hacer frente a los gastos, pero nunca determinará que estemos generando ganancias.

El flujo de ingresos se suele dividir en tres secciones:

  • Flujo de operaciones de operaciones
  • Flujo por inversiones
  • Flujo de financiaciones

En cuanto al flujo de las operaciones, se centra en el dinero ganado y gastado por medio de actividades de negocio núcleo de la compañía. Adicionalmente, el flujo por inversión pueden ser por la venta de equipamiento, de propiedades, venta de acciones, bonos, opciones y otros temas de bolsa, y finalmente prestando dinero a otros negocios o entidades.

Dicho negocio gasta dinero a corto plazo para poder ver ganancias a largo plazo en forma de una productividad aumentada en cualquier de los sectores con los que esté trabajando.

Es claramente posible entonces que esté reportando altas ganancias pero un flujo de dinero operacional negativo. En estos casos, lo que sucede es que la compañía vendió valores para conseguir más dinero.

Por último, el flujo obtenido de la financiación, es la manera en que el negocio sigue la entrada y salida de dinero de los varios tipos de financiación que hay.

En un lado, puede financiarse mediante la publicación y la venta de acciones. El dinero conseguido por medio de la venta de acciones es el dinero de entrada, y el pago de los dividendos es el dinero de salida.

Asimismo, las empresas pueden conseguir dinero con la publicación y venta de bonos corporativos. En este sentido, el dinero conseguido es dinero de entrada y los intereses pagados es dinero de salida. Es importante entender que una compañía financia sus operaciones y gestiona su deuda. Al largo plazo, una gestión prudente y estable de valores normalmente supera las ganancias a corto plazo.

Deja un comentario

Scroll To Top