Tasas de Referencia

Valor en Riesgo

Cuando hablamos de riesgo hacemos mención a la probabilidad de ocurrencia de un evento adverso y sus consecuencias. Sin embargo, hay más conceptos alrededor de ello, como por ejemplo, no podemos dejar pasar de saber qué es el Valor en Riesgo.

Valor en riesgo (también conocido por sus siglas en inglés como VaR) es un método para cuantificar la exposición al riesgo de mercado, donde se usan diferentes fórmulas estadísticas tradicionales para lograr calcularlo. El valor en riesgo mide la perdida que se podría sufrir en condiciones normales de mercados de un intervalo de tiempo y con cierto nivel de probabilidad o de confianza.

De esta manera, el concepto del valor en riesgo ha lugar en la industria de servicio financiero.

¿Cómo se calcula e interpretar el VaR?

Pongamos un ejemplo simple para ver cómo funciona esto. Si tenemos una cartera de valor de 10 millones de pesos, podría establecer que el VaR diario del portfolio es $ 250,000 con un 95% de nivel de confianza. En otras palabras solamente 1 día de cada 20 días de operación del mercado ( 1/20 = 5% ), en condiciones normales, la perdida que ocurrirá puede ser igual o mayor a $ 250,000.00.

El punto está en definir el nivel de confianza que desean tener para determinar el VaR, así como el horizonte de tiempo que se desea medir.

El Banco Internacional de liquidaciones (BIS) ha recomendado definir 99% de nivel de confianza y un horizonte de 10 días para efectos de establecer reglas de capital a los intermediarios financieros. Sin embargo, JP Morgan, recomienda un 95% de probabilidad en un horizonte de 1 día.

Claro está que con esto no resolvemos mucho, porque el VaR no brinda certidumbre respecto de los resultados, sino una expectativa de resultados basada en series de datos en el tiempo y algunos supuestos.

Por ese motivo, el VaR debe ser complementado con otras metodologías tales como test de stress, procedimientos, políticas de operación, controles, límites y reservas de capital adecuadas.

En el caso de un solo activo (es decir, por ejemplo, tener una acción o una sola divisa en particular) el VaR se puede calcular mediante dos métodos:

  1. Método paramétrico
  2. Método no-paramétrico

El primer método, el paramétrico, posee como característica el supuesto de que los rendimientos del activo en cuestión se distribuyen de acuerdo con una curva de densidad de probabilidades de Gauss o Normal.

Sin embargo, para el segundo, el no-paramétrico, no se asume que la curva de distribución de probabilidad es normal y por tanto, se realiza un histograma de los rendimientos para que directamente se determine el VaR.

Deja un comentario

Scroll To Top